jueves, 2 de abril de 2009

Despedida del Pacífico Caballeros, al sur del silencio total


2 comentarios:

danya dijo...

el mar...me encanta, podría verlo horas de horas...ver las olas venir, irse, sentir la brisa, olor a sal, gotitas de mar llegando a la arena...tocar la arena y dejarla caer entre mis dedos, pensando en cuantos milenios de milenios ha estado ahi, y yo y otra persona ha estado ahi contemplandolo...el mar siempre está ahi, no tiene horarios de oficina, siempre nos acompaña en silencio y nunca, nunca nos deja solos....

JOSE CUERVO dijo...

el mar es nuestra esencia
salimos de él
somos de él
somos él
Ahora que dices eso peinso en cuantas miles de veces he estado frente a diferentes mares...y son siempre el mismo mar..y es distinto a la vez...
como nosostros al mirarlo somos distintos cada vez...
un hombre nunca contempla el mismo mar dos veces
y el mar no puede ser contemplado mas de una vez por cada hombre.
Cada nuevo dia..nace un hombre nuevo en nosotros...una nueva persona
y cuando vamos a ver el mar..el mar ya es otro...
igual que nosotros.
En medio de tantos cambios yo encuentro algo...
tu y yo..ñaña... siempre estaremos juntos...sin importar los cambios en el hombre que soy, en la mujer que eres, en el mar que somos. tqm.